Los 7 errores más comunes en la exportación

1. Falta de evaluación de la capacidad de internacionalización

El primer error que cometen las empresas con voluntad de salir al mercado exterior es no realizar una evaluación previa de la empresa para conocer su capacidad de internacionalización.  

 

2. No adaptar el producto a las características propias del mercado.

El segundo error más común es creer que porque un producto ha funcionado en cierto mercado, funcionará igual en el exterior. Para no caer en esta trampa, debemos conocer muy bien cómo funciona el mercado y estudiar la estrategia de entrada.

 

3. No conocer el idioma y la cultura del país donde exportamos

Este descuido es uno de los más relevantes cuanto comenzamos a exportar. La mayoría de empresarios que deciden salir al mercado internacional no tienen en cuenta la cultura y el idioma del país donde sacaran su producto y terminan fracasando.

 

 

4. Selección errada del socio comercial

Muchas empresas llegan a plantearse el comercio internacional gracias a la ayuda y la confianza de un socio comercial que le asegura el éxito en mercado exterior. Sin embargo, antes de poner el primer pie en el extranjero, es importante tener referencias sobre esta persona y conocer su experiencia y recorrido profesional. Sólo si nuestro socio comercial resulta ser un experto en el sector podremos asegurar el éxito de nuestro producto.

 

5.  No comprobar que el producto cumple con las exigencias legislativas del otro país

No sólo debemos tener en cuenta que cada país cuenta con unas exigencias legislativas concretas en cuanto al producto, sino que también es posible que tengan distintas barreras y aranceles en los países importadores y en el exportador. Conocerlas es fundamental para el éxito de nuestras relaciones comerciales y de nuestro producto.

 

6. Dejar de lado la logística y el transporte

Antes de comenzar una relación comercial con cualquier país extranjero hay que analizar los costes que nos va a suponer la logística de nuestro producto. Es vital para cualquier empresa contar con un sistema de transporte y una organización logística al nivel de los servicios que ofrece. Si dejamos de lado el transporte, los seguros o las aduanas sólo haremos fracasar nuestro proyecto de internalización.

 

7. Precipitación

La exportación no deja de ser una gran inversión a largo plazo y, como tal, debe ser meditada y planificada con antelación. El error más común de las empresas es lanzarse al mercado exterior antes de tener un plan de negocio y una estructura adaptada a las nuevas necesidades de la empresa en el extranjero.